LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE UN PROGRAMA SANITARIO

Novillas Brahman Rojo en Potrero

Comenzamos este articulo haciéndole una pregunta a usted amigo productor: Puede usted decirme como está funcionando el motor de su carro, y como decide usted cual es el momento adecuado para llevarlo a revisar al mecánico?. No tenemos duda de que la gran mayoría de ustedes respondería que su motor está funcionando bien y que las revisiones obedecen al calendario establecido por el fabricante del auto. Pues si nos comportamos así con nuestros vehículos, que cuestan solo algunas cabezas de ganado, por qué motivo no tenemos el mismo rigor con el cuidado de nuestro hato, que es nuestra principal fuente de ingresos?

Es precisamente sobre esto que vamos a hablar en el presente artículo: La importancia y como se establece un buen programa sanitario para su hato.

No es poco común oír sobre soluciones milagrosas o definitivas para la sanidad del hato. Algunos bien intencionados y tal vez incautos, importan recetas de regiones geográficas, culturales y climáticamente distintas, que algunas veces pueden dar resultado, pero con frecuencia terminan en grandes fracasos. Por qué motivo ocurre esto?

Una propiedad rural es una industria compleja que engloba una diversidad de factores de toda naturaleza. Factores como el clima, genética, cualificación de la mano de obra, instalaciones, higiene, nutrición y alimentación de los animales, y hasta la cantidad de sombra disponible en los potreros, factores que pueden influenciar de sobre manera en los resultados de los programas sanitarios para los hatos.

Dada esta complejidad de variables, el productor debe estar atento al  tipo de sistema que adopta: si cría, recría, engorda en ciclo completo, la genética utilizada (animales puros o cruces) y sobretodo, los desafíos sanitarios existentes y experimentados en la propiedad. Estas deben ser informaciones básicas que deben ser obligatoriamente analizadas para iniciar la implementación de un programa sanitario para cada realidad.

Pero, por que motivo destacamos la necesidad de planear un programa sanitario a la realidad de cada finca? Sencillamente porque lo que sirve para su finca o rebaño, tal vez no se adecue para el rebaño o finca de su vecino.  Dado que la ganadería es compleja y las variables son tan grandes que la desatención de un simple detalle podría causar serios perjuicios para su actividad. Un ejemplo claro de lo que estamos hablando es la simple escogencia de productos veterinarios inadecuados, en un intento por disminuir costos, que por el contrario puede traer más prejuicios, teniendo en cuenta los errores que puedan ser cometidos al momento de escoger productos aparentemente más baratos, pero por esto ineficaces. Dado lo anterior invite a su profesional pecuario para reflexionar sobre esto.  Dado que el será pieza fundamental para el éxito del manejo sanitario de su hato, y siempre vale la pena recordar que la asistencia profesional no es gasto sino inversión.

Entonces, como se establece un programa sanitario en la finca? Presentamos a continuación 10 pasos importantes en la implementación de programas sanitarios para bovinos.

  1. Identifique los desafíos sanitarios en su propiedad. Cuáles son las causas de muerte de los animales en su hato? Cuáles son las enfermedades que atacan a estos? En qué periodo del año estas ocurren? Cual es morbilidad y mortalidad de cada enfermedad, es decir, cuantos animales padecen la enfermedad y cuantos mueren por cada enfermedad? Haga un checklist con los principales problemas sanitarios y clasifíquelos en orden de importancia.
  1. Analice numéricamente los problemas (desafíos) y calcule los costos relacionados con pérdidas y tratamiento con cada uno de ellos. De esta forma, usted percibirá que algunos desafíos impactantes pueden estar pasando desapercibidos u otros más comunes, que son en muchas ocasiones de menor impacto, pueden estar demandando grandes recursos financieros, de tiempo y personal.
  1. Conozca y analice las soluciones y tecnologías disponibles para cada desafío. Medicamentos y protocolos sanitarios, programas profilácticos, alteraciones de manejo y conformación de lotes, son medidas comunes y que siempre entran en la pauta. Identifique y anote todas las alternativas existentes en el mercado, analice los costos de implementación y el impacto de esas alternativas en su hato. Con frecuencia las soluciones simples son tan eficaces como las más complejas.
  1. Busque asesoría técnica especializada. Apóyese en la asistencia técnica de casas veterinarias y especialistas del área comercial. Además busque conseguir apoyo de las entidades gubernamentales destinadas para acompañar a los productores agropecuarios.
  1. Trate de conseguir proveedores de productos veterinarios que además de solo vender el producto ofrezcan realizar un acompañamiento técnico bien capacitado. Tenga cuidado de no colocar el precio por delante de los resultados, en ocasiones lo barato sale caro.
  1. Discuta las practicas nuevas a implementar o  soluciones con su equipo de trabajo, de nada sirve implementar nuevas prácticas si sus trabajadores no las realizan a cabalidad. Discuta con ellos las nuevas medidas y permítales interactuar y sugerir, se sorprenderá de los resultados.
  1. Monte y formalice los protocolos sanitarios, así usted y su veterinario ya hayan definido las acciones a tomar, póngalos en el calendario de actividades en un lugar visible donde todos puedan conocerlo. Así todos serán participes de la implementación de las medidas.
  1. Ponga los calendarios sanitarios en varios lugares en donde sean visibles, establos y corrales. La información visual es fundamental para el éxito de las prácticas de rutina. Utilice figuras y símbolos, por lo general una imagen vale más que mil palabras.
  1. Capacite a su equipo de campo, no deje espacio para las dudas con los nuevos procedimientos. Si hay un nuevo medicamento o un nuevo manejo, una capacitación deberá realizarse para su equipo de campo. Aproveche el apoyo de su proveedor de productos para que este realice este tipo de capacitaciones.
  1. Monitoree los datos sanitarios, zootécnicos y de rutina. Sin monitoreamiento usted no sabrá si la sanidad de su rebaño mejoro o no. Si la utilización de un nuevo producto es ventajosa o no. Tome nota y haga análisis periódicos para evaluar como anda el estatus sanitario de su hato.

 

Por: Marcus Rezende

Medico Veterinario, maestro en sanidad animal, Director Técnico de Salud Animal de Ourofino Agronegocio.

Traducido y adaptado por Carlos Quimbayo, zootecnista UNAL.

Tomado de Revista Pecuaria Brasil

Revista Pecuaria,  edición 11, Año 2, Enero-Febrero 2016 Pgs. 122-123

[meteor_slideshow slideshow=”foot”]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.